Facturación a clientes extranjeros: Lo que hay que saber

Facturación a clientes extranjeros: Lo que hay que saber

En el nuevo entorno de negocios global, en el cual tu empresa se puede encontrar más cerca que nunca de trabajar con clientes en el extranjero, es de suma importancia el poder dominar el esquema de facturación apropiado para dichas transacciones. Si nunca lo has hecho antes, no te preocupes, aquí estamos para ayudarte.

Primero que nada, si necesitas emitir una factura (CFDI) a un cliente en el extranjero, es necesario que contemples diferentes situaciones para no confundir los requisitos de los comprobantes del país del propio cliente con las disposiciones fiscales de México (SAT).

Facturación a clientes extranjeros

A continuación, te presentamos los puntos que debes tomar en cuenta en todo momento al facturar a clientes en el extranjero.

1. Verifica a qué tasa del Impuesto al Valor Agregado (IVA) debes de facturar

Debes estar muy atento, ya que no todos los servicios al extranjero se facturan a la tasa del 0%, la ley fiscal tiene muy definidos los servicios que entran dentro de este supuesto, específicamente en la Ley del Impuesto al Valor Agregado:

  1. a) Asistencia técnica, servicios técnicos relacionados con ésta e informaciones relativas a experiencias industriales, comerciales o científicas.
  2. b) Operaciones de maquila y submaquila para exportación en los términos de la legislación aduanera y del Decreto para el Fomento y Operación de la Industria Maquiladora de Exportación.
  3. c) Publicidad
  4. d) Comisiones y mediaciones.
  5. e) Seguros y reaseguros, así como afianzamientos y reafianzamientos.
  6. f) Operaciones de financiamiento.
  7. g) Filmación o grabación, siempre que cumplan con los requisitos que al efecto se señalen en el reglamento de esta Ley.
  8. h) Servicio de atención en centros telefónicos de llamadas originadas en el extranjero, que sea contratado y pagado por un residente en el extranjero sin establecimiento permanente en México.
  9. i) Servicios de tecnologías de la información.

Recuerda asegurarte de que dichos servicios sean contratados y pagados por un residente en el extranjero sin establecimiento en el país, mediante cheque o transferencias de fondos directamente a la cuenta del prestador de servicios.

2. Expide tu CFDI

Aunque tu cliente en el extranjero no te exija una factura timbrada (CFDI) de acuerdo con la legislación mexicana y con una factura realizada en “Excel” o en “PDF” sea suficiente para cumplir con sus regulaciones, estás obligado a expedir un CFDI con la clave genérica de ventas al extranjero XEXX010101000.

3. Verifica que el código del producto sea el indicado

Es importante verificar que el código del producto con el que realizas tu CFDI coincida con la operación que estás realizando, ya que si utilizas un código incorrecto, el SAT pudiera asumir que estás realizando operaciones que graven a la tasa del 16% de IVA.

4. Acumula tu ingreso bruto

Es común que cuando recibimos pagos del extranjero estos vengan netos de comisiones bancarias del banco que expide la transferencia. Sin embargo, debes acumular el monto total del ingreso y reconocer la comisión como un gasto, ya que si acumulas el monto después de la comisión bancaria estarías disminuyendo tus ingresos acumulables.

Estos son sólo algunos ejemplos de situaciones que debes tener en cuenta al momento de facturarle a un cliente que se encuentra en el extranjero. Como siempre, es importante que te asesores con un experto que te mantenga libre de complicaciones desde un principio, para que la operación que realices sea todo un éxito.

Muchas gracias por leer.

Deja un comentario