¿Por qué no puedo facturar en el SAT? Preguntas frecuentes.

¿Por qué no puedo facturar en el SAT? Preguntas frecuentes.

Alguna vez nosotros, o alguien que conocemos, se ha encontrado en la estresante situación de no poder facturar en el portal del SAT. La tensión crece junto con la confusión, pues la pesada terminología fiscal y la gran cantidad de regulaciones en la materia generan infinidad de escenarios posibles. Pero no te preocupes, estamos aquí para orientarte y ayudarte en el caso de que te encuentres en este supuesto. Lo primero que hay que entender es el origen.

¿Qué motivos nos ponen en esa situación?

Aquí algunas posibles razones.

Incumplimiento de obligaciones

El omitir el cumplimiento de obligaciones fiscales, tales como las declaraciones debidas según tu régimen fiscal, es motivo para que el SAT no solamente te imponga multas, sino también consecuencias aún más graves como la suspensión de tu Certificado de Sello Digital (CSD), lo cual ocurre cuando el SAT detecta que no se presentaron tres o más declaraciones periódicas consecutivas o seis no consecutivas.

facturar
facturar

Facturación ilegal

El SAT tiene cada vez más y mejores  herramientas tecnológicas para detectar irregularidades en el timbrado de CFDIs. Si en dado caso las autoridades fiscales detectan facturación de actividades ilícitas, tu uso de CFDIs quedará inhabilitado. Y aún faltaría ver las consecuencias del orden penal.

Expedir facturas de donativos deducibles sin estar autorizado a realizarlo

Los únicos entes que están autorizados en recibir donativos son la federación, los estados, los municipios y las donatarias autorizadas, que pueden ser sociedades o asociaciones civiles o instituciones de asistencia, pero siempre y cuando la autoridad les haya otorgado esa facultad.  Así que si tienes una fundación y quieres emitir facturas deducibles sólo puedes hacerlo si has recibido esa autoridad, de lo contrario podrías estar incurriendo en una irregularidad fiscal que podría terminar en la cancelación de tu CSD.

facturar

Señalar un domicilio fiscal falso o no actualizado

Tu domicilio fiscal siempre debe estar actualizado, en caso de que haya algún cambio tiene que ser notificado al SAT, ya que éste realiza inspecciones aleatorias y en caso de no comprobar el domicilio fiscal el contribuyente podrá ser reportado como no localizado y el certificado será cancelado. Muchas veces ocurre sin dolo por parte del contribuyente, sin embargo, el SAT no tiene la capacidad de medir las intenciones, por lo que es responsabilidad de los mismos el mantenerse actualizado en su información.

Como puedes ver, todas las situaciones anteriormente mencionadas son totalmente prevenibles y también, en la mayor parte de los casos, remediable. Cuida el uso de tus CSDs y busca la asesoría de un experto en materia fiscal. Recuerda que nosotros estamos para ayudarte y orientarte.

Deja un comentario